La abeja, nuestro héroe de la polinización

De una inteligencia excepcional, con una curiosa y sorprendente capacidad de comunicación  y las grandes polinizadoras de nuestro ecosistema: hoy dedicamos nuestro artículo a las abejas, estos pequeñísimos insectos que nos han dado el edulcorante natural más antiguo del mundo, la miel. Sigue leyendo, porque empezarás a ver a la abeja con otros ojos. 🙂

Son insectos sociales, se agrupan en una colmena, una especie de comunidad en la que cada una de ellas desempeña un papel importante para la supervivencia del grupo. En la cabeza, la abeja reina, la única hembra fértil del enjambre.  Su mundo es muy complejo y sorprendente y sus comportamientos muy sorprendentes para tratarse de un ser tan pequeño.

El lenguaje de las abejas

Si en algo son expertas estas criaturas, es en la comunicación. Las abejas se comunican entre sí a través de la segregación de diferentes tipos de feromonas, de este modo la liberación de un tipo u otro enviará una señal diferente a su compañera.

Pero existe otro modo de comunicación muy curioso… ¿has oído hablar de la danza de las abejas?. La danza de las abejas se basa en una consecución de movimientos y desplazamientos, realizados a modo de señas, transmitiendo mensajes a las demás por medio de expresiones corporales. En 1973 el científico Karl von Frisch se hizo con el Premio Nobel por demostrar que estos insectos cambian sus movimientos en función del mensaje que quieran trasmitir a su colega.

La abeja, fuente de riquezas

Las abejas acuden a las flores para extraer su polen, principalmente a aquellas más coloridas o llamativas. A partir del néctar de estas flores se produce la miel, uno de los alimentos más curativos y laboriosos que existen. Te contamos algunas curiosidades de esta diminuta criatura:

  • La abeja reina puede llegar a vivir unos 5 años, en contraste con las obreras que solo viven unas semanas. Si la abeja reina muere las demás se encargarán de crear una nueva reina alimentando a una de sus larvas con jalea real, lo que la convertirá en fértil. 
  • La abeja es capaz de reconocer rostros de la misma manera que nosotros.
  • Cuando una abeja encuentra una buena fuente de néctar, vuela de regreso a la colmena y muestra a sus amigos dónde está la fuente de néctar haciendo su famoso baile.
  • Las encargadas de defender su colmena son las abejas obreras. Ellas velaran por la seguridad de su hogar ante el ataque de algún depredador.
  • La picadura de una abeja es letal para ella misma. Cuándo clava el aguijón en una víctima se desgarra su vientre, lo que le ocasiona la muerte instantánea.

Queremos aconsejarte…

¿ Conocías todo esto sobre las abejas? ¿Hemos conseguido que las quieras un poquito más?

Si quieres vivir una experiencia similar en la naturaleza te aconsejamos también visitar nuestro post sobre Lunigiana.

Elena y Noelia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Qui ci va il pop up in spagnolo